Consejos para una correcta limpieza y mantenimiento de tus persianas

Seamos sinceros. Si nombráramos una tarea de casa que pudiéramos ahorrarnos sí o sí, probablemente, la limpieza de persianas sería una de las firmes candidatas. El tiempo y esfuerzo que deben dedicarse es elevado, pero bueno, ya puestos, hagámoslo bien llegado el momento…

Hay que tener en cuenta que las persianas sufren muchas inclemencias: rayos de sol, viento, lluvia… Y aunque nos dé pereza, debemos darle cierta prioridad a su limpieza. Es recomendable que esta se realice una vez al mes y deberíamos incluirla con cierta normalidad en la limpieza general de nuestro hogar.

Primer aspecto que debemos tener en cuenta: ¿de qué material está hecha mi persiana? Según cual sea, necesitaremos un tipo de productos u otros para limpiarla. Si queremos realizar una limpieza más “superficial”, si que hay dos elementos que pueden funcionar para cualquier tipo de material:

  • Agua limpia y jabón neutro.
  • En caso de disponer de uno, limpiador a vapor (tipo Vaporeta).

Debemos tener en cuenta que podremos hacer uso de estos dos remedios si la suciedad de la persiana no precisa de algún otro tipo de producto concreto para su total eliminación.

Cuando tengamos que hacer uso de otros productos para realizar una limpieza en profundidad, es muy importante tener en cuenta que dichos productos no sean abrasivos para mantener nuestra persiana sin dañarla. Uno de los productos que se están usando cada vez más, son las arcillas de tipo ecológico. Limpian y abrillantan y respetan el material de la persiana.

 

LIMPIEZA EXTERIOR DE LA PERSIANA

Si podemos acceder al exterior de la persiana, la limpieza se torna más sencilla. Bajaremos la persiana parcialmente para que las lamas queden abiertas y podamos acceder a las pequeñas ranuras, que suele ser donde más suciedad se acumula.

Pasaremos un cepillo de cerdas suaves y frotaremos de arriba abajo, para que vaya saliendo el polvo y la suciedad. Una vez cepillada, la aspiraremos (por dentro y por fuera) para eliminar el molesto polvo. Una vez hecho esto, lo que comentábamos al principio, pasaremos una bayeta con agua y jabón neutro. Cuando quede bien limpia, procederemos a secarla bien con un trapo, preferiblemente de algodón.

Pero claro, ¿qué pasa si no tenemos acceso a la parte exterior de la persiana? Pues tocará realizar el mismo proceso, pero por el “camino más largo”, es decir, abrir el cajón donde se enrolla la persiana e ir limpiando poco a poco. Lo haremos por la parte visible de la persiana enrollada e iremos desenrollándola poco a poco hasta que ya no veamos la parte que acabamos de limpiar. Tendremos que repetir el proceso hasta haberla limpiado del todo.

 

TRUCOS DE LIMPIEZA

Os dejamos algún “truquillo” más para que vuestras persianas queden como los chorros del oro.

  • ¿Tus persianas son de madera? Una vez le hayas quitado el polvo, si quieres que tenga un aspecto lustroso y brillante, utiliza un trapo poco húmedo y añádele producto especial para el parquet.
  • Si cuentas con persianas desmontables y dispones de bañera, llévalas allí. Será mucho más fácil limpiarlas.
  • El limpiacristales también es un buen remedio para limpiar persianas. Humedece un trapo y añádele limpiacristales. Procede a su limpieza pasando el trapo horizontalmente.

 

¡Esperemos que el esfuerzo haya valido la pena si queremos disponer de unas persianas brillantes y como nuevas!

Conociendo las partes que conforman un toldo

En nuestro primer artículo os empezamos a desgranar ciertas características de los toldos (cuáles son sus finalidades, los tejidos con los que se realizan…). Hoy queremos profundizar un poco más y os explicaremos cuáles son todas las partes que forman parte de un toldo y cuáles son sus características.

Por norma general, los toldos se dividen en tres grandes elementos: la estructura, la lona y el accionamiento.

 

  • LA ESTRUCTURA, EL SISTEMA QUE AGUANTA EL TOLDO

Si nos fijamos en las estructuras de los toldos, veremos que en la mayoría de los casos están fabricadas en aluminio. Esta supone el “esqueleto” del toldo y de ella depende su funcionamiento, su eficacia y su durabilidad.

Podemos encontrarnos diferentes tipos de estructura, pero sus componentes serán los siguientes:

  • Los soportes: encargados de la sujeción a la pared.
  • Los perfiles: tienen dos funciones, una de ellas fundamental. No es otra que ser el elemento de apoyo en la tracción del conjunto. Su otra función es la de hacer de protectores del enrolle de la lona.
  • Los brazos: generalmente, encontramos dos tipos de brazos: los articulados y los de punto recto.

 

  • LA LONA. LA ENCARGADA DE PROTEGERNOS DE LA LUZ SOLAR

En nuestro primer artículo (¡LLEGA EL MOMENTO DE INSTALAR UN TOLDO!)os comentamos los materiales con los que suelen realizarse los toldos y qué tipo de tratamientos reciben para contar con sus características. Podéis acceder al enlace para conocerlos.

Es fundamental que la lona nos de todas las características que necesitamos. Por eso, cada vez son más los tejidos técnicos de última generación que facilitan su mantenimiento y ofrecen particularidades de gran nivel como, por ejemplo:

  • Gran capacidad de transpiración.
  • Textura de tejidos más fáciles de limpiar.
  • Gran flexibilidad.
  • Máximo aislamiento térmico.

 

  • EL ACCIONAMIENTO, ABRIR Y CERRAR SIN PROBLEMA

Por último, os hablaremos del mecanismo que todo lo mueve: el accionamiento.

Debemos tener en cuenta que el grado de precisión del toldo va directamente relacionado con el tipo de accionamiento que le instalemos. Hoy en día, existen tres tipos de accionamiento: el manual, el motorizado y el automatizado. Los toldos motorizados son los más recomendados gracias a su comodidad y funcionalidad. Pero veamos en qué se diferencian:

  • Toldo manual: el que hemos visto y usado prácticamente siempre y pueden existir dos tipos, el más tradicional con máquina elevadora y manivela, y el que contiene máquina rápida y elevadora. Estos últimos actúan con un muelle que facilita la recogida del toldo.
  • Motorizado: dentro de estos modelos, encontraremos aquellos que se accionan a través de un pulsador o también los que funcionan mediante mando a distancia. En ambos casos, los toldos motorizados son una inversión segura gracias a su fácil uso y gran precisión.
  • Automatizado: aquí debemos puntualizar que los modelos automatizados son como un complemento de los toldos motorizados. Podemos programar el toldo según la intensidad del sol, en caso de lluvia o si la velocidad del viento es superior a la habitual. A partir de cómo lo tengamos configurado, se accionará su apertura o cierre, según convenga. Lo último en este tipo de sistemas lo encontramos con TAHOMA y CONEXOON, de SOMFY. Podremos controlar la activación de los toldos y otros dispositivos domésticos mediante una app móvil, y en nuestro hogar de manera simple y cómoda mediante el control de voz.

 

¿Que características debe tener tu toldo ideal?

Hoy profundizaremos un poco más en aquellos aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de elegir el toldo ideal para nuestro piso o casa. En Persi-Decor os ayudamos y asesoramos para que esto sea posible.

 

¿QUÉ MATERIAL ES EL MÁS ADECUADO?

Hablando de tejidos, cada material cuenta con sus propias características y, generalmente, los tejidos para toldos que utilizamos en Persi-Decor son el Acrílico con base de Poliéster y los tejidos técnicos como el Screen, Rec Screen, Soltis, Ciclón o el Velum/Comercial 95 para las velas tensadas.

Estos materiales también suelen recibir un tratamiento especial para aumentar sus cualidades. Por norma general, se suele aplicar un recubrimiento de vinilo o laminado, o bien Acrílico, como hemos mencionado en el párrafo anterior. Este tipo de tratamientos nos ayuda a que la resistencia de los toldos sea más elevada y que la durabilidad de sus colores sea más alta.

Esto supone que los tejidos cada vez sean más específicos y completos, con unas características muy concretas. Gracias a ellos y a los diferentes tratamientos recibidos, hacen posible que un toldo esté perfectamente preparado para soportar las condiciones climatológicas del exterior y estar listo para cualquier entorno.

Con el avance de la tecnología de los materiales, cada vez se pueden ver más toldos con tejidos especiales que, por ejemplo, favorecen la evacuación del aire caliente con mayor celeridad o que cuentan con un tratamiento ignífugo.

 

¿EN QUÉ FIJARSE A LA HORA DE ELEGIR UN TOLDO?

Para finalizar, os damos algunos buenos consejos para saber qué debes tener en cuenta a la hora de escoger un toldo para tu hogar. De todos modos, nosotros siempre te asesoraremos y te informaremos para que tu elección siempre sea la adecuada.

  • Protección solar. Sin duda, la función principal  que debe cumplir. La tela que elijamos debe ser de buena calidad y que sea capaz de bloquear los rayos solares por encima del 90%. También es importante que dicha tela pueda limitar la temperatura y así regularla y, en consecuencia, consigamos ese tan ansiado ahorro energético.
  • Elegir bien la tonalidad. El color del toldo influye directamente en el frescor que nos puede ofrecer. Una lona con un tono oscuro tendrá un porcentaje elevado de rayos filtrados, pero también tendremos más oscuridad dentro del hogar. La opción más recomendable es usar tonos intermedios.
  • Luz visible. Un buen toldo debe reducir de manera clara la intensidad de la luz en un ambiente. De este modo, evitaremos deslumbramientos innecesarios y disponer así de la luz justa que queramos en nuestra estancia.
  • ¡Infórmate bien! Si vives en una comunidad de vecinos debes estar al día de las posibles restricciones que pueda haber a la hora de instalar un toldo.

 

Esperamos que estos dos artículos os hayan ayudado a arrojar un poco de luz en todos aquellos aspectos necesarios para la elección del toldo ideal para cada uno de vosotros.

 

 

 

 

 

¡Llega el momento de instalar un toldo!

El mes de abril siempre es el punto de inflexión si hablamos del tiempo y el clima. Generalmente, suelen ser días un tanto inestables. El mal tiempo no acaba de irse del todo, pero las temperaturas elevadas, el sol y un ambiente mucho más cálido empiezan a imponerse con el paso de los días.

Con todo esto, también debe ser un buen punto de inflexión para tener los toldos de tu hogar al día. Desde Persi-Decor, os hablaremos de las ventajas que nos pueden aportar los toldos a nuestra vivienda, así como otras curiosidades y características de estos.

¿QUÉ NOS APORTA LA INSTALACIÓN DE UN TOLDO?

  • Una de las principales características de los toldos debe ser la de proporcionarnos ahorro energético. Cuando llega el buen tiempo y, en consecuencia, el aumento de las temperaturas, solemos abusar del uso del aire acondicionado en los hogares. Utilizar los toldos puede ser una buena manera de refrescar tu hogar sin necesidad de sufrir por el alto coste, tanto económico como energético, que supone el uso prolongado de los aparatos de aire acondicionado.
  •  Siguiendo el hilo del punto anterior, este segundo parece muy simple y evidente, pero sin duda es el “abc” de uso de cualquier toldo: sol cuando queramos y sombra cuando la necesitemos. Lo que parece tan evidente, trae consigo una característica muy importante. Esta no es otra que el aprovechamiento de determinados espacios del hogar en función del uso o no de toldos.
  • Cada vez somos más conscientes de que el sol puede resultar muy perjudicial para nuestra piel. Pero, ¿somos conscientes de que nuestro mobiliario también puede verse afectado si está expuesto al sol de manera prolongada? Los toldos son una gran solución para prolongar la vida de nuestros muebles.
  • El diseño y la tecnología también deben cumplir una importante función. La instalación de toldos motorizados nos facilitará el poder colocarlos en el punto justo que deseemos, además de hacerlo sin ningún tipo de esfuerzo. Y si el apartado técnico ya está resuelto, el diseño debe ir acorde con el tipo de vivienda que tenemos.

 

La elección de un toldo es algo muy personal. No solo pensamos en los aspectos más característicos: protección, sombra, etc. Si nos ceñimos a otros criterios, un toldo es la extensión del estilo de tu hogar, es una pieza más de la decoración y, por ese motivo, debe ir acorde con el resto tu hogar. En la segunda parte de este artículo os explicaremos qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir un toldo, cómo por ejemplo qué tipo de materiales pueden utilizarse y qué debemos tener en cuenta a la hora de su instalación.